Llegó la gozadera: El libro sonidero ya está en las aceras (digitales)

A la Familia Sonidera,

Estuvimos en altamar sin brújula y sin motores, viviendo quiebres pero también sanando, entonces poco a poco comenzamos a reestructurar la nave y comenzamos a avanzar y a mirar, nuevamente, aves volar sobre nuestros cielos azules. Esas aves han sido ustedes, que de una forma u otra manera nos recordaron el camino que habíamos trazado hace tiempo y que había que retomar, entonces por fin llevamos el barco a buen puerto.
Les presentamos el libro electrónico Sonideros en las aceras, véngase la gozadera, al cual aportaron generosamente el fruto de su conocimiento, su trabajo y por supuesto de su vida, porque todos los que colaboramos en esto no nos dedicamos a esto por obligación sino, por fortuna, debido al placer que representa en nuestras vidas. Muchas gracias por su confianza y por su amistad, estamos seguros que este esfuerzo será disfrutado por muchos lectores, y esperamos que también sea criticado.

El libro Sonideros en las aceras, véngase la gozadera se puede descargar gratuitamente desde estos links:

Desde Tumbona Ediciones, una página en pantalla (15MB, PDF), AQUÍ
Desde Media Fire AQUÍ  (15MB, PDF) y AQUÍ 
Dos páginas desplegadas en pantalla, como libro (bien bonito, 15MB), AQUÍ PDF.
En Beyond Digital,  versión una página, baja AQUÍ
Desde Scribd, AQUI
También le pueden dar una ojeada en Issuu
Esperamos tener las versiones para kindles y similares en breve.
Algunos de ustedes estarán con nosotros en la presentación en el Centro Cultural de España este 16 de febrero, otros por razones de distancia no, pero esperamos nos puedan acompañar siguiendo la transmisión en vivo por Sonideros.TV
Ahora sí, como muchos sonideros dicen: Vámonos Palanteeeee !!!
Para lo que se ofrezca, quedamos de ustedes.
Reciban un abrazo colmado de agradecimiento,
Livia Radwanski
Marco Ramírez
Mariana Delgado
Tumbona Ediciones
Compartimos con ustedes otras portadas que consideramos  para el libro:

YO VOLVÍ A VIVIR LA HISTORIA – parte 1

Hace unos días recibimos un comentario en el que nos solicitaban que publicáramos más fotos de los sonidos de antaño… Últmamente hemos estado poniendo videos sobre todo, aprovechando que Alberto Campuzano, nuestro documentalista de a bordo, ha estado produciendo videos sin parar, aunque prometemos que pronto subiremos más materiales fotográficos de Livia Radwanski. En fin, por el momento subiremos más videos, pero cumpliremos de todos modos con el pedido de nuestro lector: lo que verán a continuación son una serie de cápsulas que recogen cuanto se dijo en el evento que La Morena organizó el 30 de julio pasado para agasajar a los sonidos que han hecho la historia del movimiento. En la primera parte de esta serie: Sonido Fascinación padre, Sonido África, Sonido Maracaibo y El legendario Rolas.

Antes de pasar a esos videos, queremos agradecer todos nuestros visitantes y en especial a nuestros comentaristas, que continuamente nos hacen llegar sus opiniones sobre este blog y sobre el proyecto, o comparten con nosotros sus historias, o aprovechan este espacio para difundir sus eventos o promocionar sus servicios. Esta respuesta y esta participación es la recompensa más grande que podemos desear.

Entrevista de Alberto Campuzano a Sonido Dueñez en Monterrey

Alberto, que es colombiano y bailador, estuvo trabajando con la banda de la cumbia villera de Buenos Aires, Argentina, y también anduvo platicando con los sonideros de Monterrey, en donde realizó esta entrevista a Sonido Dueñez.  Cuando la vimos, no pudimos evitar pensar en la entrevista que le hicimos a Enrique Lara de Sonido Maracaibo el año pasado; lamentablemente, esa entrevista la grabamos con un aparato marca patito, pero quedan las fotos  de Mark Powell para hacer constar las coincidencias. Enrique nos platicó de sus comienzos como sonidero, que en su caso se remontan a su madre, que ya en los años cuarenta ponía la música en las fiestas de la Ramos Millán, en Iztacalco;  lo mismo  compartió con nosotros su fórmula para rebajar las revoluciones de la música que tocaba (él limaba una pieza de su tocadiscos) y nos mostró orgulloso su colección de discos (es uno de los comerciantes más importantes de música selecta en el medio), la hilera de trompetas que tiene en su patio… y la bandera de Colombia que adorna su estancia.

Así que celebramos estas coincidencias con esta foto de Enrique Lara tomada por  Mark Powell:

IMG_9785F

Sonideros en el Centro Cultural de España

Los manteles largos se convirtieron en tremendas lonas de de sonidos, asociaciones sonideras, grupos sonideros; colgadas a lo largo y ancho del muro más alto del Centro Cultural España (CCE) encontrado frente a los elevadores del inmueble. Y a un costado al fondo un magnifico rotulado en grises con logos de sonidos, exactamente para dar el recibimiento a todo el público interesado en – parafraseando a uno de los muy nutridos sitios de internet especializados en el tema- la onda sonidera.

Desde temprano se podía sentir el ambiente festivo, sonideros llegando a ver el colgado de sus lonas y el rotulado, en las escaleras los últimos detalles del montaje de fotografías, en la terraza los preparativos para la mesa inaugural: Los sonideros son melómanos sin fin. Y a un costado del restaurant la cabina lista para recibir a “Los ases del tornamesas” (Sonidos Maracaibo, Fajardo y 64).

Cuando se visita el CCE  no usar el elevador para llegar a la terraza tiene su premio; en esta ocasión, es ver más de cien imágenes fotográficas tomadas por Livia Radwanski y Mark Powell, que nos hablan sobre el baile, el equipo, las tradiciones, los personajes, la gráfica, la épica, el cariño y la pasión sonidera. En ellas muchos sonideros se encuentran y se reconocen con admiración y orgullo, muchos de ellos recordando momentos de las entrevistas, las tocadas de la Merced, de Tepito, la procesión sonidera a la villa, la fiesta en el Chamizal y las entrevistas con las que han colaborado y/o apoyado al Proyecto Sonidero.

En el camino escalonado a la terraza del CCE, también encontramos el altar sonidero a la Gudalupana, un video de los documentado por el equipo de El Proyecto Sonidero, una muestra de equipo sonidero de finales de principio de los años sesenta y un pegado de carteles de tocadas, y pronto encontraremos también el dispositivo sonidero de Abraham Curzvillegas artista contemporáneo pero más bien gustoso de la estética sonidera.

A las 19:00hrs en punto llego el momento de iniciar la actividad, Mariana Delgado y yo, contentos y nerviosos pero listos para iniciar la mesa con Manuel “Sonorámico”, Enrique “Maracaibo” Miguel Ángel “Fajardo”. Ellos nos platicaron de sus inicios como devoradores de música y también de su historia como sonideros, de las míticas y preciadas joyas. De los personajes que ofertaban la música que no se podía encontrar en otra parte, de los primeros viajes a Latinoamérica donde iban de pueblo en pueblo en busca de la preciada música, de aquellos posibles éxitos que eran medidos con base en la reacción de la gente en las tocadas. Después pasamos a las preguntas y comentarios del público asistente donde el cierre se lo llevo Lupita la Cigarrita, quien abundo en admiración y respeto a los maestros que hoy nos hacían favor de compartir sus conocimientos en esta noche y que para cada cual tuvo una breve anécdota, como la que dedicadó a Fajardo con su sonido Marlboro, ya que hace ya algunos años, Fajardo conducía una camioneta de la mencionada compañía donde él trabajaba y que llevaba a todas las tocadas para trasladar su sonido.

Al terminar sin tardanza pasamos al baile, para el cual ya ha muchos se les quemaban las habas, el club de baile de Los Patos estaba vestido de luces para dar su exhibición que fue fenomenal, a Mariana no le faltó quién para engancharla a la rueda y bailar con uno, con dos con tres y con todos los que se pudo al ritmo de la canción Despabílate Mariana en una terraza abarrotada de gente.

La cabina estaba atestada de los seguidores pidiendo saludos y canciones mientras Los Ases barajeaban sus mejores discos para hacernos bailar y aunque yo no estuve en la rueda sí me eché una piececita.  La terraza estaba a reventar, unos bailando, otros mirando, otros dando un meneíto en pie o cadera, unos más fotografiando y otros haciendo video, documentando parte de este presente sonidero, esta noche de fiesta en que un espacio como el CCE abrió sus puertas a la familia sonidera.

El disfrute de este día, y de los que le han seguido, ha sido grandioso, pero el proceso para llegar a este gran día fue sumamente arduo, el trabajo de producción fue brutal sino pregúntenselo a Mariana Delgado que se llevó, como dije al empezar la mesa inaugural, una verdadera chinga, y que de no ser por su tenacidad y arrojo y el apoyo de la familia sonidera, no se hubiesen cristalizado.

Saludos a todos los sonideros presentes hoy y siempre…


Marco Ramírez

El Proyecto Sonidero



Cortesía de dirtyverbs